Canciones de cuna: palabras que acarician


Canciones de cuna: palabras que acarician

Las canciones de cuna est√°n destinadas a acompa√Īar los tiempos del beb√©, principalmente ante situaciones de tensi√≥n o de buscar ese "p√≠caro sue√Īo" que no quiere venir.

El bebé, antes de nacer, oye los sonidos que ocurren fuera de la panza de la mamá. También registra los sonidos internos de su madre, los de la respiración, los digestivos, el bamboleo rítmico al caminar, y, principalmente la melodía de su voz. Es así que al nacer ya conoce la voz materna, su arrullo, la distingue entre otras voces y se puede calmar si ella le habla.

Es esperable que una Mam√° desee cantarle a su hija/o. Sin pensarlo siquiera, con voz suave y mel√≥dica, Mam√° canta. Esto promueve un v√≠nculo amoroso, de confianza y seguridad entre su beb√© y el nuevo mundo externo, mundo que √©l, empieza a conocer. Es un momento privado de encuentro, de b√ļsqueda de serenidad, esperanza, donde se ponen en juego los ritmos y sincron√≠as entre ambos.

La m√ļsica nos acompa√Īa como seres humanos desde tiempos muy antiguos. La voz es uno de los instrumentos privilegiados de producci√≥n musical, y el o√≠do es el √≥rgano para percibir los sonidos, la voz, la palabra y el canto. La canci√≥n de cuna es acompa√Īada del abrazo, el contacto cuerpo a cuerpo, las caricias, de un sentimiento de amor, de cari√Īo, de ternura, y muchas veces de un r√≠tmico balanceo, un baile suave y envolvente.

La canción de cuna transmite e introduce al bebé en el lenguaje, en el mundo de la cultura, y de las costumbres familiares, siendo una pertenencia que pasa de generación en generación. La canción de cuna se caracteriza por tener un ritmo dulce, regular, de contenidos melódicos muy simples cuyo reconocimiento por parte del bebé es facilitado por la sonoridad de la voz materna y la repetición de estrofas, y pueden ser cantadas por los adultos sin tener que recurrir a una técnica vocal elaborada.

La madre acaricia, acuna y envuelve al bebé con su voz, le susurra ideales, valores y representaciones familiares, a la vez que protege, calma, contiene, logrando regular tensiones y apaciguar llantos. La canción de cuna promueve un espacio de encuentro con el bebé y favorece el surgir del mundo interior materno. En ese encuentro la mamá recuerda y recupera vivencias infantiles de su propia envoltura afectiva, provenientes del encuentro con su propia madre, con una abuela, una tía, y por qué no, con su padre, o aquella persona que le cantó tiernamente en su más temprana infancia.

Las canciones de cuna acompa√Īan y son un instrumento √ļtil para la madre ante situaciones de conflicto con el beb√©, pudiendo proveerle a ambos una contenci√≥n. El ni√Īo oye las palabras que dan cuenta de su malestar, que algo le ocurre y ah√≠ est√° mam√° para cuidarlo. Para la madre es un marco donde empezar a reconocer necesidades del beb√©, no desbordarse y promover la paciencia, la comunicaci√≥n y el respeto mutuo.

As√≠ se utilizan las canciones de cuna ante el sue√Īo, el llanto, el miedo, tensiones, fiebre, etc. distintas situaciones de un beb√© que empieza a conocer un mundo nuevo.

"Arrorr√≥ mi ni√Īo, arrorr√≥ mi sol arrorr√≥ pedazo de mi coraz√≥n. Este lindo ni√Īo se quiere dormir y el p√≠caro sue√Īo no quiere venir. Du√©rmase mi ni√Īo, du√©rmase mi sol, du√©rmase pedazo de mi coraz√≥n"

Para este encuentro sonoro, musical y placentero, se puede acudir a las tradicionales canciones de cuna que hemos recibido de boca en boca por madres, abuelas y familiares, o canciones para beb√©s actuales (Mar√≠a Elena Walsh, Pipo Pescador, Ruidos y Ruiditos, etc.) o canciones que nos gusten y que placenteramente nos dedicamos a cantar (canciones de cumbias, mel√≥dicas, rock o religiosas) a las cuales podemos poner nuestra marca afectiva en el tono, el acompa√Īar con la mirada, suaves movimientos y caricias. Tambi√©n nuestras propias canciones, las que nos dan ganas de cantarle a nuestro hijo, las que surgen en ese momento, el ni√Īo percibe el tono y la melod√≠a, el modo de cantarle m√°s que las palabras en si mismas.

"Cállate grillito, calla tu violín porque mi chiquita se quiere dormir. Cuando se despierten cantaran los dos con tu violincito, dulces arrorrós". (Ruidos y Ruiditos).

"Du√©rmete que las estrellas te cobijan du√©rmete que la se√Īora luna brilla du√©rmete tan solo du√©rmete oh mi amor ya nada puede pasarte Du√©rmete porque tendr√°s un lindo sue√Īo du√©rmete porque ma√Īana habr√° algo nuevo du√©rmete tan solo du√©rmete oh mi amor yo siempre voy a cuidarte Noni, noni, noni noni, noni, noni" "Du√©rmete" (Manuel Wirtz).

El ba√Īo sonoro de la voz y la comunicaci√≥n materna mediante las canciones en la temprana infancia, es un elemento fundamental para introducir al lactante en su ambiente humano, su familia, su cultura. Y si se est√° a mucha distancia de nuestros afectos m√°s queridos, las palabras parecen sonar diferentes.

Por esto, recuperar las canciones de cuna de nuestra propia lengua, da lugar a la identidad, a la pertenencia y a la posibilidad de habilitar en tu hijo el biling√ľismo, del cual sentirse orgullosa.

"Toror√© ror√©. Purah√©i oher√©i ipire. Ok√©tama mit√§. Ombot√Ĺma hesa. Ema¬ī√ęnte hese, ema¬ī√ęnte. Osapymima. Ombot√Ĺma hesa." "Toror√© ror√©" de Ram√≥n Silva.


Este encuentro de contacto y caricias entre mamá y bebé, favorece:

  • a la cercan√≠a afectiva, 
  • a entender las necesidades y saber que le pasa,
  • a un momento placentero que se comparte,
  • al desarrollo inicial del lenguaje,
  • a la personalidad naciente,
  • a permanecer tranquilos y relajados, controlando las emociones,
  • acompa√Īar ritmos,
  • a la creatividad,
  • a la formaci√≥n de l√≠mites y tiempos de espera,
  • a aprender a esperar.

La mejor energ√≠a para desarrollar el ser madre/padre y mantenerse en este sinuoso camino, es la ternura, el amor, y que mejor la voz y la canci√≥n para acompa√Īar este recorrido.

A cantar se ha dicho!!!




  Autor/es: Lic. Fga. Maria Julia C√°rdenas, Lic. Fga. Norma Massara, Lic. Psic. Silvina Mart√≠nez

  Filiación: Hospital Dr. Noel H. Sbarra

  Palabras claves: canciones, cuna, fonoaudiologia, Psicolog√≠a