¿Qué es la fiebre?


¿Qué es la fiebre?

El control de la temperatura corporal se encuentra en el cerebro en una parte denominada hipotálamo. Este termostato regula la temperatura que debe tener el cuerpo y envía mensajes para mantenerla. Cuando se produce la fiebre el "termostato" interno del cuerpo aumenta la temperatura por encima de su nivel normal, es decir que su punto de ajuste está elevado, pero hay mecanismos de control que se conservan. Un niño con fiebre puede tener escalofríos o estar "más rojo" cuando la temperatura corporal comienza a subir y el cuerpo intenta generar más calor, puede transpirar cuando la temperatura comienza a bajar porque el cuerpo libera el calor extra. Cuando el niño tiene fiebre se siente molesto, está más agitado y puede evidenciar otros síntomas, ésto genera una gran preocupación para los padres.

La temperatura corporal varía a lo largo del día: es más baja por la mañana y un poco más alta a la tarde.


¿Qué causa la fiebre?

Es importante recordar que la fiebre en sí no es una enfermedad; la mayoría de las veces es síntoma de un problema subyacente.

Las causas potenciales de la fiebre son las siguientes:

Infección: La mayoría de las fiebres se deben a una infección (la mayoría de las infecciones son virales es decir que no requieren el uso de antibióticos). Las investigaciones demuestran que el aumento de la temperatura es la forma que tiene el cuerpo de combatir los gérmenes que causan infecciones y de hacer que el cuerpo sea un lugar menos agradable para ellos.

Vacunación: Los bebés y los niños pueden presentar algo de fiebre después de haber sido vacunados en general luego de 24 horas.

No se llama fiebre a la hipertermia que es el resultado del golpe de calor o el sobreabrigo.


¿Cómo sé si mi hijo tiene fiebre?

Darle un beso en la frente o tocarlo no sirve para saber si el niño tiene fiebre, es más seguro tomarla con un termómetro.

Existen distintos tipos de termómetros pero lo más importante es asegurarse de usarlo correctamente para obtener una lectura precisa. Los termómetros digitales suelen medir la temperatura de manera más rápida y precisa, la toma es siempre axilar (debajo del brazo). Los termómetros de mercurio que se usan con frecuencia actualmente se aconsejan no utilizarlos por su toxicidad.

Para utilizar el termómetro digital primero, encienda el termómetro y asegúrese de que no aparezcan lecturas previas en la pantalla. Seque la axila y colóquelo debajo del brazo, en general, el termómetro anuncia la finalización de la lectura mediante un pitido o sonido, o cuando la temperatura aparece de manera intermitente en la pantalla digital del termómetro.

En caso que no cuente con termómetro digital, otros tipos se deben dejar en la axila entre 3 a 5 minutos.


¿Cuánto tiene que marcar el termómetro para tener fiebre?

Fiebre 38 grados o más. Tener en cuenta en un niño menor de un mes es de 37,5.


¿Cuándo la fiebre es un signo de algo grave?

Si su bebé tiene 3 meses o menos y tiene 38 grados centígrados de temperatura o más alta realice la consulta temprana al pediatra. Si tiene 1 mes de vida o menos, puede ser síntoma de una posible infección grave. Deben consultar de inmediato sobre todo en un lugar en donde posean un servicio de neonatología.

El niño que tiene fiebre en general no quiere comer, pero sí es importante que tome líquidos.


¿Qué puedo hacer para que mi hijo se sienta mejor?

La mayoría de las veces las razones para bajar la fiebre es que el niño se sienta mejor, se hidrate, duerma mejor y pueda ser evaluado clínicamente. En algunas ocasiones cuando el niño se encuentra en buen estado no es necesario tratarla.

  • Asegúrese de que la temperatura de la habitación de su hijo sea confortable y controle que haya una suave circulación de aire.
  • Desvista al niño o déjelo con ropa ligera.
  • No bañe a su hijo con agua fría o coloque bolsas de hielo ya que puede causar escalofríos, lo que suele aumentar la temperatura corporal y es desagradable para el niño.
  • Nunca use alcohol, puede producir una intoxicación cuando la piel lo absorbe.
  • No es necesario un baño de inmersión, sí puede mojar la piel con agua tibia.
  • Dé a su hijo mucho líquido, la fiebre provoca una rápida pérdida de líquidos. El agua, bebidas sin gas y la gelatina de sabores son buenas opciones.
  • Evite las bebidas con cafeína, incluidos las gaseosas, el té sobre todo de yuyos.
  • Recuerde que los medicamentos para la fiebre bajarán temporalmente la temperatura, pero no harán que vuelva a la normalidad, y no curarán la causa subyacente de la fiebre.
  • La aspirina en un niño esta contraindicada porque esta droga está asociada al síndrome de Reye, una enfermedad poco común pero potencialmente mortal.
  • Los bebés menores de 3 meses no deben recibir ninguna medicación para la fiebre sin la correspondiente evaluación de un médico.

La fiebre es algo común en la infancia, y sirve para frenar las infecciones y acortarlas. El objetivo de bajarla es para que el niño se sienta mejor, es importante conocer estas pautas de alarma para realizar la consulta en el tiempo adecuado.


Si su hijo tiene fiebre y presenta algunos de los siguiente signos o síntomas concurra de inmediato a una guardia:

  • Llanto incontrolable · Irritabilidad extrema 
  • Dificultad para despertarlo, falta de respuesta a estímulos, negativa a moverse 
  • Pequeñas manchas moradas que parecen pequeños moretones en la piel a veces de tamaño de cabeza de alfiler que las apretamos y no desaparecen
  • Labios, lengua y uñas azuladas 
  • Rigidez de cuello 
  • Fuerte dolor de cabeza, que lo despierta por la noche 
  • Dificultad para respirar, agitación a pesar de bajar la temperatura 
  • Convulsiones


  Autor/es: Dr. Diego Burgos

  Filiación: Hospital Dr. Noel H. Sbarra

  Palabras claves: fiebre, termómetro, temperatura corporal