Acompa√Īar para ayudar a aprender


Acompa√Īar para ayudar a aprender

¬ŅC√≥mo llegamos a aprender todo lo que sabemos? ¬ŅQu√© caminos tuvimos que ir transitando? ¬ŅAlguien nos acompa√Ī√≥ por estos caminos?

Cuando pensamos en los aprendizajes de los ni√Īos generalmente hacemos referencia a la escuela, lugar donde acontecen los aprendizajes y los saberes y son transmitidos por alguien que est√° formado precisamente para esa tarea.

Cuando pensamos en problemas de aprendizaje igualmente nos remitimos, con lo escolar de por medio, a que algo debe estar fallando en el ni√Īo, en la docente o en ambos.

Pero tambi√©n existen muchas otras situaciones de aprendizaje: aprendimos a dar nuestros primeros pasos, a tirarnos de un tobog√°n sin miedo, a usar la computadora solos o con ayuda de alg√ļn amigo, a viajar a determinado lugar.

También existen diferentes problemas en el aprendizaje que precisamente no tienen que ver específicamente con lo escolar, sino que se remontan a otros momentos y aspectos de la vida, cuando empezamos a aprender cosas que no tenían absolutamente nada que ver con la escuela.

¬ŅC√≥mo llegamos a aprender todo lo que sabemos? ¬ŅQu√© caminos tuvimos que ir transitando? ¬ŅAlguien nos acompa√Ī√≥ por estos caminos?

En todos los momentos de la vida nos encontramos con nuevas situaciones, el ser humano est√° inmerso en un continuo proceso de aprendizaje desde su nacimiento hasta la vejez el cual se va construyendo y modificando seg√ļn la etapa por la cual atravesamos.

En este art√≠culo nos centraremos en el primer per√≠odo de la vida comprendido desde el nacimiento hasta los 3 a√Īos de edad.

Durante los primeros a√Īos de vida del ni√Īo, el v√≠nculo de la mam√° y el beb√© es la base del desarrollo psicol√≥gico, punto de partida para el despliegue y construcci√≥n de los aprendizajes futuros. Es la figura materna, no necesariamente la mam√° biol√≥gica, quien muestra el mundo a su beb√© y quien con sus gestos, caricias, palabras y silencios le da sentido a todo lo que lo rodea. La mam√° poco a poco va presentando objetos, juguetes, lugares, otras personas y organizando esta presentaci√≥n de un modo particular.

Este ‚Äúmodo singular‚ÄĚ de ense√Īar el mundo que nos rodea y de transmitir saberes que utiliza la mam√° con su beb√© tiene una historia, la historia de las generaciones pasadas, de esta mam√° con su propia mam√° y su familia, de la cultura en la que vivimos, de los modelos de crianza vigentes, del momento hist√≥rico que estamos atravesando‚Ķ

El modo en que nuestras mamás nos cuidaron dejó una marca que influyó en nuestras formas de relacionarnos con el mundo y de aprender, como así también en nuestra propia manera de presentarles el mundo a nuestros bebés.

En este momento de la vida y en el v√≠nculo madrehijo, el beb√© comienza a construir una ‚Äúmodalidad de aprendizaje‚ÄĚ encontr√°ndose en estrecha relaci√≥n con este ‚Äúmodo singular‚ÄĚ que mencionamos m√°s arriba y que acompa√Īar√° a nuestros beb√©s por el resto de sus vidas, marc√°ndolos con su propia manera de hacer, relacionarse y aprender.

Es por ésto que los bebés necesitan algo más que alimentación y abrigo, siendo el vínculo amoroso entre ambos el punto de partida para la exploración del mundo, el despertar de la curiosidad y la construcción de una modalidad de aprendizaje singular. La cantidad y calidad de la atención brindada por las mamás y el grupo familiar a los bebés durante esta etapa va a influir, entre otras cosas, en las futuras posibilidades de aprendizajes.

En un comienzo, los primeros aprendizajes estarán mediados por el lenguaje materno que ofrece y denomina objetos, poco a poco el mundo se irá ampliando; ya no será sólo la teta sino también el sonajero, salir a dar una vuelta en cochecito o jugar con la abuela y con la familia. Algunos pasarán por el jardín maternal, el jardín de infantes, luego a la escuela y podríamos seguir con diferentes instituciones sin mencionar todo lo que aprendemos fuera de ellas.

Para ir concluyendo y respondiendo a los interrogantes iniciales podemos mencionar que para un agradable transitar por el camino de los aprendizajes una de las cuestiones de mayor importancia es el acompa√Īamiento y apoyo que brindamos a nuestros hijos en la construcci√≥n de los primeros aprendizajes, base de todos los que vendr√°n despu√©s.

Por ello consideramos importante como el t√≠tulo lo menciona ‚Äúacompa√Īar para ayudar a aprender‚ÄĚ, brindarles sost√©n y seguridad. Variadas oportunidades de juego y amor van a dejar marcas que los acompa√Īar√°n toda su vida. La ni√Īez es una etapa que comienza y termina, no podemos dar marcha atr√°s, pero s√≠ reflexionar acerca de nuestras acciones y omisiones y tratar de hacerlo lo mejor posible.


  Autor/es: Lic. Melisa P√©rez Psicopedagoga

  Filiación: Hospital Dr. Noel H. Sbarra

  Palabras claves: acompa√Īamiento, acompa√Īar, crianza, primeros a√Īos, v√≠nculo, desarrollo psicol√≥gico, aprendizaje