Grooming… ¡¡¡niños, niñas y adolescentes en peligro!!!


Grooming… ¡¡¡niños, niñas y adolescentes en peligro!!!

Hoy en día los niños, niñas y adolescentes tienen acceso a Internet a muy temprana edad. El uso de la computadora, tablet y el teléfono celular, para interactuar en las redes sociales y aplicaciones de mensajería, los puede llevar a un nuevo peligro en la red.


¿Qué es el grooming?


Grooming es el anglicismo que se usa para definir al acoso sexual virtual, a niños, niñas y adolescentes, por parte de una persona adulta, a través de Internet. El adulto que realiza grooming se acerca al menor, generalmente con un perfil falso (como si fuera niño, niña, chico, chica), tratando de ganarse su confianza y creando lazos de amistad. El contacto se realiza a través de redes sociales o aplicaciones de mensajería.

Progresivamente el adulto va entablando una relación con el menor, basada en la información proporcionada en su perfil en redes sociales. En una primera instancia aparenta ser una relación inofensiva, pero más adelante intenta acercarse con palabras subidas de tono o imágenes con contenido sexual, tratando que la víctima se desinhiba y así pedirle, a manera de juego, que le envíe fotos y vídeos en poses sugerentes, con poca ropa o directamente desnudo.

Esto puede llevar al chantaje al menor por parte del adulto; si este en algún momento se rehúsa a seguir enviándole material, lo amenaza con difundir entre sus amigos y familiares lo que fue compartido entre ambas partes.

El grooming no solo se efectúa de manera virtual sino que en muchos casos va mas allá: el adulto busca por todos los medios posibles encontrarse con el menor para concretar el abuso sexual.


Cabe recordar que el proceso de grooming puede ser de días, meses o incluso años.


¿Cómo lo prevenimos?


La mejor manera de prevenir el grooming es:


  • Hablando.
  • Escuchando.
  • Prestando atención a los cambios de hábitos y conducta que puede presentar el menor.
  • Tomándonos un tiempo para explicarle al menor los riesgos que hay en la web.
  • Enseñarle el uso responsable de Internet y los cuidados que debe tener en cuanto a lo que comparte en redes sociales.


La prevención y el uso responsable de Internet no solo debe estar dirigida al menor, ya que muchas veces se obtiene información por lo que publican los padres y adultos de su entorno, en la red.


¿Qué hacer si sospecho que mi hijo sufre grooming?


En el caso de que exista una sospecha de que el menor sufre grooming es muy importante:


  • Acompañarlo sin culparlo.
  • No borrar ninguna conversación o evidencia que sirva como prueba.
  • No se debe mantener una charla con el abusador, ni amenazarlo ya que esto podría llevar a que borre su perfil y desaparezca.

 

Inmediatamente se debe realizar la denuncia correspondiente en la dependencia policial  o fiscalía más cercana.


“Es sano mantener limpia la inocencia de los niños, pero esa pureza no se preserva mediante la ignorancia”. 

Multatuli



  Autor/es: A. Sistemas. Saucedo Maximiliano - Comunicación Institucional

  Filiación: Hospital Dr. Noel H. Sbarra

  Palabras claves: grooming, internet, abuso infantil