Traumatismos en dientes temporarios


Traumatismos en dientes temporarios

Las caídas son las causas más frecuentes de los traumatismos en los dientes temporarios (dientes de leche). Esto está vinculado al desarrollo del niño, entre lo que se destaca su paso del gateo al caminar, lo que produce una mayor exposición a los factores de riesgo del medio ambiente.

Dado que todo el proceso de maduración es progresivo, se recomienda a las madres, padres, cuidadores o tutores no saltear las diferentes etapas madurativas de los niños, dentro de las cuales la etapa del gateo es importante y preparatoria para la deambulación o marcha.

Aunque en la actualidad los traumatismos dentales son la segunda causa de demanda en la atención dental en niños/as tras las Caries, posiblemente en un futuro observando las estadísticas, pase a ser el primer problema dentario.

El traumatismo es doloroso y los niños/as tienen diferentes formas de demostrar este dolor: en los bebes puede manifestarse como dificultad en la succión o rechazo al alimento. Al fracturarse la pieza dentaria por el golpe, el nervio queda expuesto hay una sensibilidad aumentada al frió, calor y contacto con los alimentos. El tratamiento de la lesión mejora los síntomas.

¿Cuáles son los dientes más expuestos a un traumatismo?

Los Incisivos superiores, las "paletas", son las piezas dentarias más afectadas por los traumatismos.


Hay dos cosas que se deben saber:

  1. Todo golpe por menor o leve que parezca debe ser sometido a un examen clínico-radiográfico por un odontólogo. 
  2. Aunque el diente quede intacto no se lo debe descuidar, porque la fuerza del golpe es absorbida por la pulpa, comúnmente llamada "nervio". Esto puede traer consecuencias a distancia: la pulpa muere, se infecta y puede contaminar al germen del diente permanente.

Pautas preventivas para evitar las caídas de los niños/as pequeños:

  1. Estimularlo a que gatee. 
  2. Iniciarlo en la locomoción lentamente sin apresurar la misma. 
  3. Promover que cuando comience a caminar no lo haga con chupete u objetos en la boca. 
  4. Condicionar la casa donde el niño habita, evitar mesas ratonas u elementos cortantes que coincidan con la altura del niño. 
  5. Estar presente un adulto responsable para ayudarlo en esta etapa. 
  6. Evitar pisos encerados que produzcan un resbalón. 
  7. Poner protección en las escaleras en donde el niño se desplaza.
  8. Cuidarlos cuando le realizan la higiene en el baño. 
  9. Mantenerlos alejados de las piscinas de natación aunque éstas estén cercadas. 
  10. Evitar andadores. 
  11. Utilizar las silla para comer para ese fin, no dejarlos solos jugando en esas sillas, que por lo general son altas.



Ante cualquier traumatismo en las piezas dentarias temporarias se debe realizar la consulta con el Odontólogo lo más rápido posible.


  Autor/es: Odga. Estela C. Simonetti

  Filiación: Hospital Dr. Noel H. Sbarra

  Palabras claves: odontología, dientes, dientes de leche