¿Por qué la cabeza de mi bebé se encuentra aplanada?


¿Por qué la cabeza de mi bebé se encuentra aplanada?

El aplanamiento uni o bilateral de la zona posterior de la cabeza del bebé generalmente asociado al apoyo continuado del cráneo infantil, tanto durante la vida intrauterina como extrauterina, manteniendo abiertas las suturas posteriores se denomina Plagiocefalia.

Desde hace unos años, con el fin de disminuir la incidencia del síndrome de muerte súbita del lactante, se promocionó que para dormir el niño debe colocarse boca arriba ya que se comprobó que esta posición, junto con otros factores, disminuía las probabilidades de que se produzca la muerte súbita.

Pero luego se comenzó a observar que muchos bebés presentaban alteraciones morfológicas en el cráneo y que muchas veces se detectaba un leve retraso en la adquisición de ciertos hitos motrices debido al uso exclusivo de esta posición.

Muchas veces acompañando a la Plagiocefalia se puede observar una tortícolis asociada (inclinación del cuello hacia un lado), generalmente por un acortamiento de ciertos músculos del cuello debido a la posición unidireccional persistente de la cabeza.


¿Cómo podemos detectar una Plagiocefalia?

A veces al momento de amamantar al niño, éste puede demostrar disconfort al cambiarlo de lado lo que puede sugerir una tortícolis con una Plagiocefalia asociada.

Si al momento del nacimiento el niño tiene una cabeza bien redondeada pero luego de algunas semanas o meses vemos un cráneo oblicuo o aplanamiento, estamos ante una plagiocefalia postural. Al observar al niño podemos encontrar una prominencia de un lado de la frente.

La ubicación de las orejas puede ser asimétrica, estando una más arriba o abajo que la otra y si miramos desde arriba la cabecita del bebé una puede estar más atrás que la otra o más "saliente". A veces un ojo puede observarse más pequeño que el otro.

El pediatra o profesional de la salud que evalúe al niño podrá usar otros métodos, además de la observación, como mediciones y uso de tests e incluso radiografías o tomografías para realizar el diagnóstico correcto.


¿Cómo puedo prevenir la aparición de una Plagiocefalia?

Lo fundamental es evitar que el niño permanezca acostado de forma exclusiva de un solo lado. Cuando esté despierto debe estar acompañado el mayor tiempo posible.

Se debe seguir la siguiente "receta":

  • Tiempo para dormir de espaldas.
  • Tiempo para jugar de pancita.
  • Tiempo para dormir de espaldas: se debe rotar la cabeza en forma alternada en cada sueño a lo largo del día. También es aconsejable cambiar diariamente la orientación del lactante con respecto a la cama de los padres.
  • Tiempo para jugar de pancita (boca abajo): cuando el bebé está despierto debe colocárselo en esta posición ya que los estímulos visuales y sonoros hacen que el niño los busque de donde provienen, fortaleciendo el tono muscular de la nuca y espalda. Es importante tener en cuenta que se debe comenzar después de la cuarta semana de vida y por breves períodos de tiempo, así como también recordar que en estos momentos el niño debe estar acompañado de un adulto.


¿Cómo se trata la Plagiocefalia?

Una vez que se ha diagnosticado, el tratamiento es llevado a cabo por un equipo de rehabilitación (kinesiólogos, terapistas ocupacionales y control con médico fisiatra o pediatra), el mismo va a consistir, básicamente, en maniobras específicas para elongar la musculatura cervical que pueda estar acortada o comprometida, estas maniobras van a ser enseñadas a los padres para que las realicen en el hogar y así aumentar la eficacia del tratamiento. También se van a enseñar posturas, además de las de prevención, para el descanso y el juego para contrarrestar la deformidad y favorecer el adecuado desarrollo psicomotor del niño, por ejemplo que el bebé sea acostado sobre el lado redondeado de la cabeza y mantener esa postura el mayor tiempo posible cuando esté dormido, muchas veces se confeccionarán elementos como cabezales o collarines blandos para ayudar a mantener la posición corregida.

Para jugar y estimular la actividad muscular de cuello se indicarán ejercicios tales como colocar al niño "boca abajo" con una toalla enrollada bajo los hombros o con otro elemento que le facilite al bebé elevar la cabeza y poder moverla.

Es importante recalcar y tener en cuenta que si la deformidad se hace muy marcada, el niño, con el tiempo, se verá con cierta limitación para alcanzar ciertos hitos motrices fundamentales en el tiempo y forma adecuadas para su desarrollo, así como también la falta de tratamiento podría llevar a alteraciones posturales más graves en el futuro como escoliosis o desviaciones en la columna.

Existe también un tratamiento para la corrección de la deformidad que consiste en el uso de un casco adaptado que ejerce una presión progresiva sobre las prominencias ayudando al moldeado del cráneo, pero es una terapia costosa y un tanto incómoda para el niño y que puede ser reemplazada con un buen tratamiento postural, vigilancia y orientación a los padres durante el desarrollo del bebé.

Como conclusión, el niño no debe dormir exclusivamente de un lado, si se lo coloca "boca abajo" debe estar acompañado de un mayor y si duerme boca arriba es importante cuidar siempre que la cabeza esté alternativamente en la línea media o hacia uno u otro lado. Es fundamental compartir un tiempo para jugar con el bebé y que éste se coloque en distintas posiciones y que así sea estimulado con el cariño y amor que todo niño necesita.


  Autor/es: Alvarez Mariana, Bravin Cesar, Chesini Melisa, Garcia Gabriela, Genzone M. Eugenia

  Filiación: Hospital Dr. Noel H. Sbarra

  Palabras claves: rehabilitacion Plagiocefalia